Cómo Debe Ser La Alimentación De Un Deportista

Ya sea que tu deporte favorito sea correr, caminar, escalar, andar en bicicleta, jugar al fútbol y amas entrar al agua y nadar hasta el cansancio, es importante que tengas en cuenta la importancia de una buena alimentación al momento de hacer deporte. Ten en cuenta también que no se trata solo de comidas previas o posteriores a la actividad física, sino de la dieta de rutina que debes seguir si quieres topes altos de rendimiento.

Probablemente te has lamentado ante el rendimiento poco evolutivo que estás presentando. Quizá en el cómo estás comiendo se encuentre la razón de esta falta de progreso. Podrás estar trabajando con intensidad en el gimnasio, pasar más horas sobre la bici o alargar unos kilómetros tu caminata pero tus tiempos y metas parecen estar estancados.

Ante este escenario en el que deseamos aumentar nuestro rendimiento físico y superar a nuestros compañeros de entrenamiento, pero sobre todo vencernos a nosotros mismos, te presentamos las mejores recomendaciones gastronómicas para que sepas cómo ha de alimentarse un deportista.

¿A quién llamamos deportista?

el deporte

No está de más que te cuestiones si eres o no deportista. Si tu amor al deporte se basa en caminar cada mañana, al menos unos treinta minutos, debes considerarte deportista, pues no solo te preocupas por tu salud, sino que disfrutas de la actividad deportiva. Ahora, si el deporte que practicas requiere de más intensidad que treinta minutos de caminata no dudes ni tan siguiera el hecho de considerarte un deportista.

Ahora, el hecho de que no seas deportista no quiere decir que dejarás al descuido tu dieta. Al contrario, esta debe ser una razón de peso para que inmediatamente cambies tus hábitos alimenticios e inicies una rutina deportiva en aras de mejorar tu salud, sin importar que seas joven o una persona mayor.

Seas o no un deportista de alto rendimiento, que busca mejorar sus marcas al levantar pesas o vencer el cronómetro corriendo o montando en bicicleta, debes tener una alimentación balanceada para el buen rendimiento deportivo.

Proteína, que no falte en tu dieta

Si tanto ni tan poco reza un adagio popular. El consumo en exceso de proteínas no es garantía de que el rendimiento muscular será mayor. Por otra parte, si en tu dieta hay deficiencia proteica, los músculos sin duda alguna lo notarán, y su rendimiento podría no ser el que esperas.

Ahora, también es cierto que los músculos en particular necesitan combustible cuando están ejecutando una actividad física, uno de los mejores es la proteína, que bien puede ser consumida a través de suplementos, pero que te recomendamos incluyas en tu dieta de manera natural.

Considera que el consumo proteico que hagas en tu dieta puede ser tan sencillo como el de una persona que no se dedique a una actividad deportiva; lo que debes entender es que no puede faltar en tu dieta, sobre todo si estás preparándote para alguna competición.

¿Cuánta proteína al día?

Como mencionamos más arriba, el exceso no garantizará que de la noche a la mañana estés más cerca de ser un Usain Bolt. En tu dieta, el consumo proteico puedes incluirlo de una manera sencilla:

  • Un vaso de leche en el desayuno, esto hará que inicies el día con buen pie, en cuanto a consumo de proteínas se refiere.
  • Unas lonjas de jamón puedes incluir también en tu comida de la mañana. Además, si eres de los que no pueden salir de casa sin tomar una taza de café, agrega leche al mismo, será un extra importante.
  • En el almuerzo, unos 200 gramos de pollo serán más que suficientes para que tus músculos estén bien “alimentados”; no es necesario comer un ave entera para perseguir el rendimiento muscular olímpico.
  • Yogurt como merienda, pues al ser un derivado de la leche es una fuente valiosa de proteínas naturales.
  • Pescado en la cena; aunque poco se acostumbra el consumo de carnes en las cenas, por ser pesadas para el estómago, la carne del pescado es de fácil digestión; además es rica en omega 3, lo que agradecerá tu corazón.

¿Y qué hay de los carbohidratos?

Si te estás preguntando qué papel juegan los carbohidratos junto al consumo de proteínas, entonces has dado en el clavo y sin duda sabes acerca de la mejor alimentación para los deportistas.

Los carbohidratos sin también conocidos como hidratos de carbono o glúcidos, y son alimentos que encontrarás mayormente en los alimentos que son de origen vegetal. Cuando nos referimos al combustible de los músculos mencionamos a la proteína; podemos decir que el carbohidrato es el combustible para todo el cuerpo, el que “quemas”, como en una combustión cuando tu cuerpo es exigido en un deporte.

En caso de que el consumo de carbohidratos sea bajo en la dieta de un deportista, entonces el cuerpo “quemará” otros compuestos, principalmente las grasas, pero en entrenamientos de larga duración, como en el ciclismo, se llegan a quemar incluso proteínas.

En este sentido, puedes agregar en tu dieta:

  • Las frutas como el cambur (bananas) y manzanas rojas, ideales para el previo de una sesión de entrenamiento. Considera también las peras y el melón.
  • Barras energéticas, pues este tipo de suplementos sencillos son altos en fibra, las cuales contienen gran cantidad de glúcidos.
  • El pan tampoco puede faltar en tu dieta. Unas rebanadas de pan integral por la mañana (sé ingenioso y combínalo con el vaso de leche que te recomendamos) serán de ayuda si vas a ejercitarte en cualquier momento del día.

Cómo hacer para combinar estos grupos de alimentos

Es esta una pregunta ideal cuando te cuestionas acerca de la alimentación sana para un deportista. Ten en cuenta que lo más recomendado es que realices al menos unas cinco comidas al día; eso incluye las tres habituales más dos meriendas.

La combinación de proteínas y carbohidratos (jamás dejes por fuera a las grasas) pasa por qué tan ingenioso puedes ser para incluirlas en tu dieta. Puedes dejar las frutas para las meriendas, al igual que el yogurt, o puedes combinar una merienda con leche y galletas, así unes el grupo proteico con el de los carbohidratos.

Suma a esto una correcta hidratación a lo largo del día, y de entrenamientos que no exijan más de lo que puedes dar. Busca tus topes de rendimiento poco a poco; comiendo bien y teniendo disciplina, alcanzarás poco a poco mejorar tu rendimiento.

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *